Aquello que nos llevamos de Cambridge [Segunda parte]

Esta es la segunda parte de Aquello que nos llevamos de Cambridge. Aquí puedes encontrar la primera.

El sábado 25 era el día fuerte del festival, pues era el día central de la jam, en el que tienes que hacer prácticamente el juego al completo. Y así fue. Sabíamos que para intentar optar a algún premio nuestras posibilidades pasaban por crear un juego con muchos niveles y que no contuviera errores (o, al menos, no graves). Por tanto, nos dividimos en dos: mientras unos programaban la escalabilidad del prototipo que ya teníamos, otros se encargaban de diseñar niveles con una progresión de dificultad que a su vez fueran atractivos.

¡Trabajando a contracorriente!

El resultado de esto fue un proyecto bastante avanzado, en el que todavía quedaban cosas por implementar, a falta de la última mañana del domingo. Cada ciertas horas se iban acercando mentores de Unity que nos ayudaban si teníamos dudas y nos contaban su experiencia con las distintas versiones que íbamos generando conforme pasaba el tiempo.

El último día nos encargamos de corregir errores, rehacer algunos niveles para ajustar las dificultades, diseñar algunas animaciones y mejorar los gráficos, así como implementar la historia en el videojuego. Todo sea dicho, Fran nos ayudó mucho en el proyecto, sabiendo gestionar al equipo y siendo un buen Project Manager. Hacia las 5 de la tarde ya teníamos un videojuego al completo, sin prácticamente errores, con más de 20 niveles y que tenía un definido atractivo jugable.

The Quantum Message #1

The Quantum Message #2

The Quantum Message #3

Tras finalizar el festival nos fuimos a un pub cercano a la residencia, donde invitaban a un par de consumiciones (algo que está bastante bien en Reino Unido),  podías hacer networking y conversar sobre los proyectos desarrollados en el concurso.

Celebrando la entrega

Networking

Al día siguiente, el lunes 27, había conferencias de varias empresas de calado internacional: Sumo Digital, Unity, Jagex, PlayStation First, Guerrilla, ARM y alguna más que me dejo involuntariamente en el tintero. Tras las distintas charlas, llegó la hora de entregar los premios. Viendo los distintos videojuegos, había proyectos con un apartado artístico extraordinario para estar desarrollado en 48 horas, y por este lado no teníamos muchas esperanzas de ganar ningún premio. No obstante, el primero que entregaron, el premio del jurado, estaba patrocinado por Unity y ¡lo ganamos nosotros!

Hay que admitir que nos pilló de sorpresa, aunque nos emocionó bastante e incluso nos hizo soñar con alcanzar algún otro premio. De aquel momento tenemos esta foto, que quedará para siempre en el recuerdo.

Joe Robins entregándonos el premio: ¡12 meses de suscripción Pro a Unity!

Posteriormente entregaron otros dos premios, que se llevaron los holandeses Disco Ninjas con su juego Mumbo & Jumbo y los belgas The Dangerous Arcade Elitists con Space Junkies. Destacar la pasada de videojuego de Mumbo & Jumbo, juegazo para estar desarrollado en una game jam y muy merecido el premio, que contaba con el transcurso de una tarde en las oficinas de PlayStation. Aquí explican su visita a las oficinas.

Disco Ninjas presentando Mumbo & Jumbo

El martes 28, con el evento ya finalizado y antes de poner rumbo hacia Alicante, recorrimos Cambridge. Si no habéis estado, es una ciudad bastante pequeña, en la que se puede ver prácticamente todo en un día. Visitamos lo más emblemático del lugar: los diferentes colleges elitistas (Kings, Queens, Trinity, St. John, etc), el árbol de Newton, el río Cam (con sus famosas barcas punts), etc.

Inverge Studios junto a los jardines del King’s College

Inverge Studios junto al árbol de Newton

Finalmente, por la tarde, encargamos un coche para que nos llevara de vuelta al aeropuerto de Luton, donde tomamos el avión y acabamos esta fantástica aventura. En definitiva, una buena experiencia que sirvió de impulso para comenzar lo que es hoy Inverge Studios y nuestra andadura en el mundo del desarrollo de videojuegos.

Tras el evento esperábamos un poco más de repercusión en los medios locales (al menos alguna mención), pues no todos los días se obtienen premios internacionales, aunque sí que conseguimos un artículo por parte de la Universidad de Alicante y la felicitación personal a cada uno de nosotros de su Consejo de Gobierno en misiva que nos dirigió el rector D. Manuel Palomar.

Pero lo que nos llevamos de Cambridge no fue un premio, ni reconocimientos.

Lo que nos llevamos de Cambridge fue la certeza de que, con esfuerzo y constancia, seríamos capaces de lograr cualquier cosa que nos propusiéramos. Y, con ello, la creación de este proyecto, Inverge Studios, que compartimos con todos vosotros a medida que va creciendo.

Enlace al videojuego The Quantum Message
Enlace a la web del evento Brains Eden

2 thoughts on “Aquello que nos llevamos de Cambridge [Segunda parte]

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =