La tecnología del futuro: Realidad Virtual

Buenos días lectores!

Mi nombre es Anna Fabrés, programadora y artista 3D de Inverge Studios. Esta semana nuestro Community Manager me ha asignado la fácil y a la vez más temida tarea de todas: redactar un post. Pues veréis, un programador escribiendo en un blog puede compararse a un pez fuera del agua.

Realidad Virtual - Simulación de vuelo

Me estreno aquí para hablaros de realidad virtual. Sí, eso de lo que habla todo el mundo. La nueva forma de jugar, de entrenar a profesionales, la nueva experiencia del futuro que todos queremos probar.

Podríamos definir la Realidad Virtual (RV) como un entorno ficticio altamente inmersivo, generado por una tecnología, como por ejemplo unas gafas de realidad virtual. En términos más coloquiales, se trata de hacer creer a alguien que está en otro sitio y/o situación mediante tecnología: gafas de RV, sonido 3D, controles interactivos, etc.

El concepto de realidad virtual no es algo nuevo de estos últimos años, aunque podríamos decir el nacimiento de las gafas de RV Oculus Rift han sido el punto de despegue.

Realidad Vritual

Muchas compañías han apostado por esta tecnología y han creado sus propias gafas de realidad virtual: HTC Vive y PlayStation VR entre otras.

Además, esta tiene diferentes usos: videojuegos, medicina, entrenamiento militar, turismo virtual, educación, etc. Respecto a los videojuegos, son ya numerosos títulos existentes en el mercado para esta tecnología, y seguro que crecerán en los próximos años.

Desafortunadamente, como todo en la vida, algo en la letra pequeña tiene que haber. Y es que sin duda, esta es una tecnología todavía en desarrollo, que sigue tratando de solucionar algunos inconvenientes de latencia, malestar por uso prolongado o realimentación táctil. Estos problemas son difíciles de corregir ya que no todos vemos, percibimos y reaccionamos de la misma manera. Pero que no cunda el pánico, no tengo ninguna duda de que en los años próximos años los avances serán grandes y beneficiosos para todos.

Entonces… ¿la realidad virtual mola mucho no?

, y recomiendo a cualquiera que tenga la oportunidad, que lo pruebe y experimente en primera persona, ya que contarlo no es lo mismo que vivirlo.